24/6/11

Partes de un automodelo RC: El diferencial


Diferenciales:

El diferencial es un mecanismo destinado a controlar el distinto movimiento que tienen las ruedas de un mismo tren, como así también como se acopla la potencia del motor a las mismas.
Cuando se toma una curva, por ejemplo a la derecha, las ruedas no recorren la misma distancia. La rueda interna, en este caso la derecha recorre menor distancia que la externa (izquierda), por lo que si ambas estuvieran acopladas rígidamente por un eje, la interna tendería a patinar arrastrada por la externa (que recibe el peso del auto por cuestiones de inercia) y se perdería el control del automodelo. Para evitar esto existen los diferenciales, cuyo efecto es permitir la libre rotación de las ruedas de manera de que cada una recorra una distancia distinta sin patinar.

En automodelismo básicamente existen dos tipos de diferenciales:

De engranajes, llamados de tipo satélite-planetario:

Estos diferenciales emplean engranajes para lograr el propósito antes mencionado. Es por ello que su regulación es nula, es decir que el usuario no puede regular el grado de dureza con que trabaja el mecanismo interno del diferencial. Son muy utilizados para los automodelos de serie tanto en el tren trasero como en el delantero.

De bolas, llamados también de fricción:

Estos diferenciales emplean un sistema de bolillas y anillos rozantes con forma de arandela, de manera que las bolillas se desplazan sobre los mismos con mayor o menor dificultad. Esto se logra regulando el apriete que existe entre las bolillas y los anillos mediante un mecanismo de ajuste de tipo roscado que permite una regulación muy fina. También es posible hacerlo patinar en mayor o menor medida, con el objeto de que la transmisión de la cupla del motor a la rueda no sea tan violenta, cosa que para motores muy potentes es muy conveniente porque se logra evitar que las ruedas patinen al momento de acelerar a fondo, lo que haría perder el control del auto.

Los diferenciales deben mantenerse limpios, siendo los de bolas los que mayor atención requieren, ya que cualquier suciedad produce en un lapso corto de tiempo, surcos en los anillos rozantes que provocan un cambio en el comportamiento deseado. En el caso de los diferenciales de engranaje, bastara con engrasarlos levemente con grasas especiales o vaselina neutra y revisarlos muy de vez en cuando, ya que por su fabricación y ubicación no están tan expuestos al polvo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario